sábado, 2 de junio de 2012

Mari Carmen Prendes


María del Carmen Prendes Estrada, nació en Segovia el 28 de septiembre de 1906. Hija de un militar que tuvo cinco hijos, de los cuales dos más, Luís Prendes y Mercedes Prendes, se dedicaron también a la interpretación.
Cursó estudios de Bachillerato e inició la carrera de Magisterio después de que su padre fuese trasladado con toda su familia a Madrid. La que la animó y facilitó su entrada en el mundo de la escena fue su hermana Mercedes, que estaba contratada en la compañía de Teatro de Emilio Thuiller, quien la alentó a entrar en la compañía. Mari Carmen aceptó entusiasmada, y poco después, a finales de los años 20, trabajó con Rosario Pino y debutó a la edad de 15 años en la obra Los millones de Monty, aunque la consagración no llegaría hasta el 5 de noviembre de 1931, fecha en la que estrenó en el Teatro Calderón la obra de Jacinto Benavente, Cuando los hijos de Eva no son los hijos de Adán.
El año 1936 Mari Carmen Prendes viaja a Argentina, donde permanece nueve años obteniendo importantes éxitos en los teatros bonaerenses. En 1945 regresa a España, reanudando su carrera teatral creando su propia compañía en 1952, con la que alcanzó justa fama como actriz de comedias. Habría que esperar hasta 1961 para que debutase en el cine, interviniendo en la película de Fernando Palacios, Siempre en domingo. En estos años alterna el teatro con el cine y la televisión, medio en el cual protagonizó series de tanta repercusión como La casa de los Martínez, además de convertirse en una de las presencias más habituales de Estudio 1 en obras tan recordadas como La venganza de Don Mendo, de Pedro Muñoz Seca.
A pesar de que fueron el cine y la televisión los medios que le dieron mayor popularidad, la mejor parte de su larga y rica trayectoria la realizó en el teatro. Entre las obras que podemos destacar están Historia de una escalera, de Antonio Buero Vallejo; así como sus grandes interpretaciones de madurez, muchas de ellas a las órdenes de Miguel Narros, Un sabor a miel, el año 1961, de Shelag Delaney; Las mujeres sabias de Moliere, el año 1967; Don Juan Tenorio
de Zorrilla, el año 1968; Las bicicletas son para el verano, de Fernando Fernán Gómez el año 1982; Eloísa está debajo de un almendro,  de Jardiel Poncela, por la que obtuvo el Premio Miguel Mihura en 1984; La casa de Bernarda Alba, en 1986, de Federico García Lorca y posteriormente Las comedias bárbaras, de Ramón Maria Valle Inclán.
Mari Carmen Prendes falleció en Madrid el 27 de enero del año 2002, fue una actriz muy querida por la profesión. Tenía un camerino propio en el Teatro María Guerrero y asiento reservado en la fila cero.





No hay comentarios:

Publicar un comentario