lunes, 4 de junio de 2012

María Luisa Ponte


María Luisa Ponte era hija de los también actores Enrique Ponte y Haydée Mancini Puggi. Nació en el pueblo vallisoletano de Medina de Rioseco el 21 de junio del año 1918 y su nacimiento se produjo en una gira de sus padres, que entonces estaban en la compañía de Julia Delgado Caro.
Cuando apenas contaba unos meses se subió por primera vez en un escenario, aunque se puede decir que comenzó su trayectoria interpretativa a los 7 años con la obra Casa de muñecas, de Henrik Ibsen, aunque su plena dedicación se produce a partir de los catorce años, con una obra de Jacinto Benavente, Ni el amor ni el mar, y a partir de ese momento centrará su actividad sobre todo en el teatro, convirtiéndose en una actriz de raza. En ella se unen la genética, ya que era hija y nieta de actores, además del oficio, siendo conocida sobre todo por su fuerza en el escenario, donde representó papeles de mujeres complejas.
María Luisa Ponte vivió el apogeo de las compañías privadas de teatro y formó parte de los primeros espectáculos del Teatro de Cámara y Ensayo, formando nuevas formas de expresión y participando en los incipientes Teatros Nacionales.
En marzo del año 1961 estrenó en el Teatro María Guerrero con la obra El anzuelo de Fenisa, de Félix Lope de Vega, dirigida por José Luís Alonso.
Otras obras que interpretó fue Numancia, de Miguel de Cervantes, dirigida por Miguel Narros, El rufián Castrucho, de Félix Lope de Vega, también dirigida por Narros, así como Un enemigo del pueblo, de Ibsen, Calígula de Albert Camus, Luces de bohemia, de Ramón María del Valle Inclán o Maribel y la extraña familia de Enrique Jardiel Poncela.
En el cine debuta el año 1952 con la película La estrella de Sierra Morena, interpretando a partir de ese momento numerosas películas llegando a consagrarse como una de las más importantes actrices de reparto del cine español, interpretando todo tipo de papeles aunque muchas veces interpretó a mujeres antipáticas y amargadas.
María Luisa Ponte participó en algunas de las mejores películas del cine español, así la podemos ver en El Verdugo, de Luis Berlanga; La vida por delante, El extraño viaje de Fernando Fernán Gómez, La colmena de Mario Camus; Mambrú se fue a la guerra, La vaquilla, Moros y cristianos, La petición de Pilar Miró o La corte de Faraón.
La recién nacida televisión sirvió para desarrollar una gran trayectoria en los dramáticos y series desde los comienzos en los años sesenta, y así su primer programa fue Fernández, punto y coma, el año 1964; para luego ir interpretando numerosos espacios dramáticos de la época como Estudio 1, donde trabajó en Los Verdes campos del Eden, El Caballero de Olmedo y hasta una docena más, junto a otros teatros televisados y series, destacando el trabajo realizado en la serie Fortunata y Jacinta el año 1980.
También apareció en varios episodios de la serie televisiva Farmacia de guardia, Curro Jiménez, y su último trabajo en televisión fue en Las chicas de hoy en día.
La actriz ha recibido a lo largo de su vida numerosos premios, concediéndosele el año 1992 el Premio Nacional de Cinematografía y dos años más tarde, en 1994, recibió el Premio Goya a la mejor actriz de reparto por la película Canción de Cuna, que además fue su último trabajo, premio para el que también había estado nominada en 1986 por la película El hermano bastardo de Dios.
Aunque había sido relegada a papeles secundarios en el cine, esto no impidió que se convirtiera en un rostro muy popular, siendo una de las principales actrices secundarias del cine español.
Estuvo unida durante más de treinta años unida sentimentalmente al actor Agustín González.
María Luisa Ponte falleció en Aranjuez, donde residía desde un año antes el 2 de mayo de 1996.



No hay comentarios:

Publicar un comentario