lunes, 18 de enero de 2016

Antonio Martelo

El actor Antonio Martelo Bejarano, nació en Sevilla el 24 de julio del año 1904.
Era hijo de cantantes de zarzuela, el padre barítono y la madre tiple, con lo que desde muy pequeñito se encontraba en contacto con el mundo del escenario, debutando siendo muy joven, como meritorio, en el Teatro del Duque, en Sevilla. En 1927 hace de galán tenor en la obra Los extremeños se tocan, para convertirse más tarde en tenor cómico y un año más tarde estrenar La orgía dorada, tornándose en un actor cómico muy apreciado, interpretando en 1932 Luisa Fernanda, de Moreno Torroba.
En el teatro en 1937 se encontraba en el Teatro Maravillas, de Madrid, con la obra Las Leandras, y un año más tarde La niña de la Mancha.
También actuó en los escenarios teatrales, pudiendo mencionarse su participación en 1955 en la revista Al sur del Pacifico junto a Luis Sagi, Matrimonio a plazos o el montaje del estreno en España de La noche de la iguana, de Tennessee Williams.
Ya en el año 1946 se había convertido en primer actor, estrenando las obras Mambrú se va a la guerra o Matrimonio a plazos y en 1955 lo encontramos en el Teatro de la Zarzuela con la comedia musical Al sur del Pacífico. Pero no sólo zarzuelas, sino que también interpretó junto a Lola Membrives La Malquerida, de Jacinto Benavente; con Celia Gámez en Las Leandras y en Las Leandras.
Realizó una gira por Argentina, Cuba, Uruguay, Perú,  y otros países sudamericanos, volviendo para integrase en la Compañía Lírica de Tomas Bretón, que tenía en cartel la obra Don Gil de Alcalá, y más tarde en la de José Luna, con un gran número de zarzuelas, estrenando en 1966, con la misma compañía y en el mismo teatro la obra El amor no tiene edad.
Entre revistas, operetas, comedias musicales, y comedias serias interpretó más de trescientos títulos, con los más variados papeles.
En el cine no debutó hasta el año 1945 con un papelito en la película El destino se disculpa, de José Luis Sáenz de Heredia; Don Juan Tenorio, La niña de fuego, La canción del olvido, No somos ni Romeo ni Julieta, o Bohemios.
Aunque tal vez fue la televisión la que le dio mayor popularidad. Fue el año 1964 en el espacio Teatro de humor, con la obra Las estrellas, para intervenir luego en todos y cada uno de los espacios dramáticos de Televisión Española, como Teatro de siempre, Estudio 1 o Novela, aunque el mayor éxito le vino con la serie El Seneca, que comenzó a emitirse el año 1967.

Antonio Martelo falleció el fallecido el 5 de enero de 1970, en Málaga, en un accidente de tráfico.






La revista Teleprograma dedicó la portada del número 80 correspondiente a la semana del 18 al 22 de octubre de 1967 al actor Antonio Martelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada